Un año más, Pantone adelantó cuál será el color del año ¡y nos encanta! Se trata del Living Coral.

El coral no es color nuevo en decoración, ya que es un color muy versátil que combinado con los colores adecuados y con los materiales óptimos, pueden crear espacios muy armónicos y cálidos.

Dentro del coral podemos encontrar distintas tonalidades, desde las más fuertes, ideales para dar protagonismo a algún mueble, hasta los corales más pastel, los preferidos para pequeños elementos de decoración como marcos de fotos, velas o almohadones…

El coral combina perfectamente con casi cualquier color, pero no es raro encontrarlo siempre al lado del color mint (que adoramos). En cuanto a materiales, la madera en tono natural es nuestro preferido para ir de la mano de tonos corales.

 

 

 

 

La habitación infantil de esta casa nos enamoró.
Predomina la madera, el gris y el blanco todo ello condimentado con un pequeño toque de color coral.

 

 

 

 

 

 

 

 

La cómoda fue personalizada, dándole un toque de color tanto por dentro como por fuera. Además le han agregado unas patitas.

 

 

 

Como pueden ver, podemos optar por incluir pequeños toques en coral, o decorar la habitación completa con este color. En un principio puede parecer arriesgado, pero tengo que confesar que el resultado me encanta.

Los más valientes pueden optar por pintar una de las paredes del living o habitación de este color, también nos encanta el resultado, pero somos conscientes de que es un color bastante potente y que seguramente al cabo de unos meses nos hayamos cansado y necesitemos un color algo más relajante, por eso, siempre les recomendamos incluir los colores de moda en pequeños elementos de decoración que no supongan una gran inversión, para que cuando nos cansemos podamos cambiarlos sin ningún tipo de remordimientos.

Dejá un comentario